El nacimiento de una diosa de sangre

Silencio. Todos los seres vivos han enmudecido. Ni unas alas al vuelo, ni unas patas urgentes corriendo por el suelo, ni un ulular de aviso. Parece como si el tiempo se hubiera parado. Se abren los cielos en la espesura de la fría noche. Nadie lo ve. Nadie lo oye. El firmamento da a luz…

Poema

Fuente Instagram: carceles_

Un mal día lo tiene cualquiera

Mira Fernando, me caes muy mal. Te abofetearía hasta la muerte. Literalmente.  Aunque acabaran sangrándome las manos. Aunque tuvieran que amputármelas después, porque se hubiera gangrenado a causa del poco riego sanguíneo, causado por la velocidad de los palmoteos incesantes en tu rostro, te pegaría hasta matarte. Te cortaría la lengua y te la metería tan…

El corazón callado, y los recuerdos en voz alta.

Fui muy feliz allí. En nuestra casita alquilada, donde en el porche hacía tanto calor. No estaban tus hijos. No estaban mis padres. Durante tres meses fuimos tú, yo, y la espesura del bosque en la lejanía. Ya lo se, lo se. Fue una transición, no estábamos hechos para acabar juntos. Pero me hacía inmensamente…

I am the highway

Perlas y cerdos privados de mí Mi camino ha sido largo y cansado Estaba perdido en las ciudades Sola en las colinas No siento dolor o compasión por irme No soy tus ruedas dando vueltas Soy la carretera No soy tu paseo de alfombra Soy el cielo Amigos y mentirosos no esperan por mi Porque…

Esto no es una historia de violencia (I)

El verdugo Es un salón oscuro, de paredes negras como el carbón. El aire es frío y seco pero no corre ni un soplo de aire. Al final de la estancia, separado por unas cortinas de terciopelo rojo, granate, color sangre, se puede distinguir un foco de luz, que cae directamente sobre una silla. No…

   

Rumore, rumore

– ¿Tú lo viste? -¿El qué? -Se estaban liando -¿Qué? ¿Quien se estaba liando? -En el cuarto de los contadores. En realidad no era el cuarto de contadores. Sino el armario del material.  Si no, ¿a qué carajo habría podido ir tanta gente sin montar un revuelo? -¿De qué puñetas me estás hablando? – De…

Testimonio de una Ex-Fumadora

Empecé a fumar con unos 16 o 17 años, con lo cual, he llevado casi la mitad de mi vida fumando. Si lo piensas de esta manera, es bastante impactante. Comencé robándole algún que otro cigarrillo a mi hermano, escabulléndome en su habitación mientras se iba a duchar, y me lo fumaba de madrugada, atrincherada…